Claro Fanaticos
4

Neymar se sacó la furia

Neymar Júnior dejó fluir su torrente de sentimientos acumulado con el pitido final de Björn Kuipers. El brasileño vivió un contraste emocional durante todo el partido ante Costa Rica, en el que Brasil se jugaba gran parte del billete a octavos, que acabó en lágrimas de felicidad al término del mismo. Pasó de la frustración a la alegría en 90 minutos. Así lo explicó al acabar el partido en Instagram: "No todos saben lo que pasé para llegar hasta aquí, hablar hasta un papagayo habla. ¡Ahora hay que hacer y... pocos lo hacen! El llanto es de alegría, de superación, de garra y voluntad de vencer. En mi vida las cosas nunca fueron fáciles. El sueño continúa, sueño no, ¡OBJETIVO! Enhorabuena por el partido".

Comenzó el estilete de la verdeamarelha confiado, con más ganas que nunca de reafirmar que está de vuelta tras su lesión. Su cara reflejaba su apetito de protagonismo en el momento de los himnos. Pero nada más lejos de la realidad, la frustración empezó a hacer mella en el del PSG

Comentarios